Clinton trata de apaciguar nueva polémica sobre su correo

AP

Por más de un año, Hillary Clinton ha estado reacia a ser parte de la polémica sobre su correo electrónico que ha permeado su campaña. Ha respondido de manera defensiva a preguntas que se le han…

Por más de un año, Hillary Clinton ha estado reacia a ser parte de la polémica sobre su correo electrónico que ha permeado su campaña. Ha respondido de manera defensiva a preguntas que se le han hecho, y muchas veces lo hizo solo por la imperiosa necesidad política que existía.

El viernes, esa necesidad imperiosa fue clara.

El tema del correo electrónico se propagó inesperadamente justo una semana antes del día de la elección, poniendo en riesgo la ventaja que Clinton tiene sobre su rival republicano Donald Trump. El FBI anunció que estaba investigando si hay información clasificada en un dispositivo electrónico que pertenecía a Anthony Weiner, el desacreditado congresista que está separado de su esposa Huma Abedin, veterana asistente de Clinton.

Clinton actuó rápidamente, dando una breve e improvisada conferencia de prensa en una secundaria de Des Moines, Iowa. Desafió al director del FBI James Comey a divulgar todos los detalles de la nueva investigación, citando la fase crucial de la contienda por la Casa Blanca.

“Estamos a 11 días de, quizás, la elección más importante de nuestras vidas. La votación ya comenzó en nuestro país”, dijo Clinton. “Así que el pueblo estadounidense merece saber los todos los hechos inmediatamente. El mismo director ha dicho que no sabe si los mensajes electrónicos mencionados en su carta son significativos o no”.

Clinton dijo que el FBI no se ha comunicado con ella ni sus asesores en relación con la investigación.

La noticia surgió cuando Clinton tenía una sólida ventaja en la contienda. La fase de votación preliminar comenzó hace semanas y ella tiene una ventaja fija en las encuestas, tanto a nivel nacional como en estados reñidos.

Esto casi asegura que, aún si es que ella gana la elección, los demócratas y sus aliados celebrarán una victoria teñida por la investigación.

Trump aprovechó el anuncio del FBI y acusó a Clinton de corrupción a “una escala sin precedente”.

“No debemos dejar que continúe su ardid delictivo en la Oficina Oval”, dijo Trump durante un mitin en New Hampshire.

La campaña de Clinton estaba furiosa con la decisión de Comey de revelar la existencia de una nueva investigación a través de una carta, escasa de detalles y enviada a líderes del Congreso. No fue sino hasta horas después que trascendió que la fuente de los nuevos mensajes electrónicos fue Weiner, que está bajo investigación por enviar mensajes sexualmente explícitos a una adolescente.

___

Contribuyeron a este despacho los reporteros de The Associated Press Julie Pace, Steve Peoples, Julie Bykowicz, Jill Colvin, Will Weissert y Josh Lederman.

___

Siga a Julie Pace en http://twitter.com/jpaceDC y Kathleen Hennessey en https://twitter.com/khennessey